Hallan cadáver de reguetonero apuñalado y enterrado en Caracas

El medio musical lamenta la muerte del cantante de reguetón Carlos Villar Báez, de 28 años, de origen dominicano, mejor conocido como “El mago de la música”, quien fue asesinado a puñaladas y enterrado un terraplén en la avenida Fuerzas Armadas, al norte de Caracas. 

reguetonero
Foto: Referencial

El macabro hallazgo lo practicaron efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), alertados por una expareja de Villar Báez, quien dijo que había recibido una foto del cadáver del cantante.

Villar Báez estaba en la madrugada del jueves, hablando por teléfono en un pasillo de la quinta Olga, una pensión donde vivía en la avenida Panteón, en el centro de la capital.

“Su hijo, de dos años, estaba durmiendo en esa casa. Su mamá se lo había llevado a Báez para que pasara la noche con él. Como no se volvió a comunicar, sus familiares denunciaron la desaparición”, informaron medios de la capital de la República.

Con la mamá del niño, Villar había cortado la relación sentimental pero mantenían comunicación. Al punto que, la madre del cantante le depositaba en su cuenta las remesas que le enviaba desde el exterior.

Ese hijo caraqueño era su ‘amarre’ en el país. “Hacía trámites para obtener los permisos y que su hijo se fuera a Dominicana a vivir con él. Allá tiene a su hija mayor, de un año”, confirmaron a diarios caraqueños, los familiares de Villar.

Juana Báez tomó un avión en Oranjestad, Aruba, y voló a Caracas apenas se enteró que no se tenían noticias de su hijo.

El 18 de enero, en su cuenta de Facebook, el cantante publicó una foto suya y escribió: “Yo no estoy muerto, yo eso es lo único que digo. Yo solo estoy preso en el cementerio de los vivos”.

Báez tenía seis años viviendo en Venezuela. “Los funcionarios del Cicpc que levantaron el cadáver observaron varias puñaladas en el pecho, espalda y el cuello. Le cubrieron la cara con una franela. Le robaron el reloj, una cadena y demás pertenencias.”, trascendió.

La última vez que habló Villar con su mamá fue el miércoles 18. “Estaba ultimando todo para irse del país”, agregaron los reportes.

En el vídeo de esa presentación, Villar Báez aparece en escena con tres bailarines. “La venganza es el móvil que cobra más fuerza pero no se descarta el robo”, dijeron policías. Para redondear los ingresos, Villar trabajaba en una zapatería, reseñó de Panorama.


Somos el mismo equipo… nuevo nombre… Somos #NoticiasAhora