El cambio climático puede haber influido en la aparición del coronavirus

138
cambio climático - Noticias Ahora
Compartir

El cambio climático puede haber influido en los brotes del nuevo coronavirus, así como del virus pandémico SARS de 2002-03, sugiere un nuevo estudio que afirma que la crisis mundial provocada por la liberación de gases de efecto invernadero probablemente alteró la distribución de las especies de murciélagos que portan estos patógenos.

El estudio, publicado en la revista Science of The Total Environment, señala que el sur de la provincia china de Yunnan y las regiones vecinas de Myanmar y Laos forman un punto caliente mundial de aumento de la riqueza de murciélagos provocado por el cambio climático.

Según los científicos, entre los que se encuentran los de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), esta región coincide con el probable origen de los ancestros de los dos virus transmitidos por murciélagos: el SARS-CoV-1 y el SARS-CoV-2.

Basándose en estudios anteriores, los investigadores dijeron que el número de virus de la familia de los coronavirus presentes en una zona está fuertemente correlacionado con la riqueza de especies de murciélagos locales. A medida que aumenta la riqueza de especies, dijeron que puede aumentar la probabilidad de que un coronavirus (CoV) con propiedades potencialmente dañinas para la vida humana esté «presente, se transmita o evolucione en la zona».

«La riqueza de especies, a su vez, se ve afectada por el cambio climático, que impulsa las distribuciones geográficas de las especies al alterar la idoneidad de los hábitats ecológicos, forzando a las especies a desaparecer de algunas áreas mientras que permite su expansión en otras», escribieron los científicos en el estudio.

Aparición del coronavirus

En el estudio, los investigadores calcularon el impacto del cambio climático en la riqueza global de especies de murciélagos durante el último siglo. Afirmaron que el aumento de la riqueza de murciélagos impulsado por el cambio climático en la región puede haber sido el origen probable de los ancestros del nuevo coronavirus y del virus del SARS transmitidos por los murciélagos.

«Esto proporciona un posible vínculo mecánico entre el cambio climático y la aparición de los dos virus», señala el estudio.

Según los científicos, las regiones alrededor de África Central, varios parches dispersos en América Central y del Sur, y «en particular, un gran grupo espacial situado en el sur de la provincia china de Yunnan y las regiones vecinas en Myanmar y Laos», han experimentado un aumento significativo en la riqueza de especies de murciélagos debido a los cambios de rango impulsados por el cambio climático en el último siglo. En algunas partes de Myanmar y Laos se estima que el cambio climático ha provocado un aumento de unas 40 especies de murciélagos.

Los científicos señalaron que esto corresponde a un aumento del número local de coronavirus transmitidos por murciélagos del orden de casi 100 virus, dado que cada especie de murciélago es portadora de unos 2,67 CoV de media.

«Dada la posibilidad que plantea nuestro análisis de que las emisiones globales de gases de efecto invernadero;puedan haber sido un factor que contribuya a los brotes de SARS-CoV-1 y SARS-CoV-2, nos hacemos;eco de los llamamientos a una mitigación decisiva del cambio climático, incluso como parte;de los programas de recuperación económica de Covid-19″, escribieron en el estudio.

Sin embargo, los científicos aclararon que se necesitan futuras investigaciones que apliquen modelos;alternativos de cambio de vegetación y distribución de especies para confirmar el patrón sugerido en el estudio.

Cambio en la biodiversidad

Al comentar las conclusiones, Paul Valdes, profesor de Geografía Física de la Universidad de Bristol (Reino Unido),;dijo que «la pérdida de hábitat puede haber desempeñado un papel mucho más importante;en el cambio de la biodiversidad que cualquier pequeño efecto del cambio climático, y esto no está incorporado en su modelo».

Valdés, que no participó en el estudio, cree que es prematuro concluir a partir de los datos disponibles;que el cambio climático influyó en la aparición del nuevo coronavirus. Kate Jones, catedrática de;Ecología y Biodiversidad del University College de Londres, en el Reino Unido, está de acuerdo.

Según Jones, el riesgo de que los nuevos virus salten de los animales es una compleja interacción no;sólo del peligro ecológico, sino de la exposición y vulnerabilidad humana. «Puede resultar que el aumento de las poblaciones humanas, los desplazamientos humanos y la degradación de;los entornos naturales por la expansión agrícola tengan un papel más importante en la comprensión del proceso de propagación del SARS-CoV-2″, añadió.

Otro científico, Matthew Struebig, que tampoco participó en el estudio, dijo en un comunicado que,;aunque el enfoque utilizado en el análisis es «interesante», los datos sobre la distribución;de las especies de murciélagos utilizados en el análisis son «irregulares en el mejor de los casos» y «no son ideales». Struebig, que está afiliado a la Universidad de Kent en el Reino Unido, dijo en un comunicado que la «evidencia realmente debe ser respaldada más».

Cree que el estudio tiene «demasiadas suposiciones» para concluir que el cambio climático aumentó;la probabilidad de aparición de los dos virus pandémicos.

Puedes seguir leyendo: Estudiantes crean estructuras 3D para reconstruir los arrecifes dañados


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en         TELEGRAM  y mantente siempre informado”