¡Turismo erótico! Conoce las posiciones sexuales con nombres de países

833
Posiciones sexuales con nombres de países - Noticias Ahora
Compartir

Cuando pensamos en un recopilatorio sobre posiciones sexuales, rápidamente se nos ocurre el Kamasutra.

Basta con poner un poco de empeño e innovar de vez en cuando, ya que como en todos los placeres de la vida, la monotonía puede convertirse en nuestra peor enemiga.

Curiosamente, varias posiciones sexuales llevan el nombre de distintos países, o están relacionadas con ellos.

¿Alguna vez has escuchado posiciones sexuales con nombres de países? Probablemente no; sin embargo, existen varias posturas que adoptaron su denominación según ciertas nacionalidades y que responden a su lugar de origen, aunque esta explicación no es del todo oficial.

Lo cierto es que causa curiosidad saber cómo sería una relación sexual, por ejemplo, a lo italiano, a lo francés, o a lo ruso, y estas formas se vinculan con prejuicios que existen en los países o con antiguas y extrañas leyendas

Descubre estas posiciones con una vuelta erótica por el mundo

Posición del francés

Para comenzar con esta lista de posturas sexuales según la nacionalidad empezaremos por Francia, pues se trata de una de las técnicas más frecuentes y que más gustan. A la típica posición relacionada con este país se le conoce como hacer un francés, que significa practicar sexo oral. Ese tipo de encuentro que tanto se disfruta en el que se juntan labios, lengua, boca y genitales. El sexo a la francesa si se le practica a un hombre se le llama felación, en cambio, cuando se le hace a una mujer se conoce como cunnilingus.

Existen diversas posturas para el sexo oral que permiten satisfacer a la pareja con más facilidad, tener orgasmos increíbles y momentos muy íntimos. Por ejemplo, una de las preferidas por la mayoría es la postura del 69, momento en que la pareja se proporciona placer oralmente a la vez.

Posición del alemán

Los encuentros sexuales en Alemania son famosos por una posición muy concreta y clásica conocida como el misionero, ella estirada en la cama y él encima. Aunque muchos ya la consideren rutinaria y aburrida, la verdad es que es de las más cómodas y que permiten un gran roce de los genitales, facilidad de estimular con caricias y besos e incluso que ella rodee con sus piernas a su pareja mejorando la penetración. Por todo ello, es de las más usadas para hacer el amor por primera vez y se estima que dónde más se practica es en Norteamérica y en diversos países de Europa.

La cuabana o española

A esta práctica sexual en España se le conoce como hacer una cubana, pero en el resto del mundo se le conoce como hacer una española. En el ámbito sexual se trata de practicar el coito intermamario. Como ya habrás adivinado, esta práctica implica usar los pechos para estimular el miembro masculino.

¿Cómo? Muy sencillo, el miembro masculino debe colocarse entre los pechos mientras se hacen movimientos de penetración y ella los mantiene apretados, hasta que se llega al orgasmo. Normalmente, aunque esta práctica excita a la mujer, quién llega al orgasmo fácilmente es él. Por supuesto, el uso de lubricante es necesario para disfrutar al máximo y no sentir molestias.

La italiana

Hacer un italiano no tiene que ver con la comida. Más bien es una posición un poco extraña pues, como en el caso de la cubana, se trata de usar una parte del cuerpo distinta de los genitales para estimular el pene.

Si quieres practicar sexo a la italiana con tu pareja debes saber que se trata de colocar el miembro masculino bajo la axila de la pareja. Frotando el pene en el hueco axilar permite ejercer distintos grados de presión con el brazo y, sobre todo usando lubricante, permite al hombre llegar fácilmente al orgasmo.

Sexo griego

Es muy frecuente relacionar Grecia con practicar penetración anal, pues en la Antigua Grecia eran muy habituales las relaciones homosexuales. Por eso, se le llama practicar sexo griego a las distintas posiciones que permiten la penetración anal. Por lo tanto, hacer un griego implica penetrar por la cavidad anal en vez de la vaginal, llegando los dos a sentir gran placer. Una vez más, el uso de lubricante es imprescindible para el deleite de ambos.

Sexo inglés

Hacer un inglés sexualmente hablando se refiere a practicar juegos de roles y bondage. Aquí entran en juego vendajes, esposas, látigos, roles de dominante y dominado, etcétera. Si decides participar en sexo a la inglesa deberás conocer algunos consejos para hacer el amor atado, como claves de seguridad, materiales aptos y las posiciones más usadas para ello. Pero, en esta variante no entran prácticas en las que se infrinja daño físico a la pareja.

Sexo hindú

El sexo en la India siempre ha caracterizado por ser creativo y experimentar todo tipo de posiciones y sensaciones. Como muchos saben, la gran variedad de posturas y técnicas que se llevan practicando desde hace siglos en este país y todo lo que se necesita saber sobre el arte de amar se recoge en el Kamasutra. En él se encuentra desde posiciones sencillas hasta lo más complicado que podamos imaginar.

Siempre es una buena idea echar un ojo a este libro para innovar en los encuentros sexuales y hacerlos inolvidables para ambos, logrando siempre orgasmos muy intensos.

Sexo sueco

Lo que se conoce como sexo sueco incluye dos cosas distintas: la masturbación en pareja y una técnica de penetración muy concreta. En el caso de la masturbación mutua se considera válido tanto usar las manos como usar juguetes sexuales.

En cambio, la técnica de penetración sueca es muy concreta. Se trata de que ella coja el pene dejando el glande descubierto y así se pase a la penetración consiguiendo más facilidad para lograr el orgasmo ya que el roce y la estimulación en esta parte tan sensible se dan desde unos instantes antes y de una forma mucho más directa y placentera.

Sexo ruso

Por último, el sexo en Rusia tal y como lo ve el resto el mundo también trata de dos técnicas distintas. Una trata sobre hacer masajes en los genitales con aceites a la pareja para aumentar el placer, sin duda uno de los mejores preliminares.

Pero, hacer un ruso es más que los masajes eróticos, también se trata de penetrar entre los muslos de la pareja. Como en el caso de Italia, se puede ejercer mayor o menor presión con los muslos y siempre es recomendable usar lubricante.

Puedes seguir leyendo: ¡Otro Nivel! Disfruta de orgasmos increíbles con «La Bicicleta»


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga