Delirio de Van Gogh lo causó la abstinencia de alcohol, no la sífilis

96
Delirio de Van Gogh - Noticias Ahora
Compartir

Un artículo publicado el lunes en el International Journal of Bipolar Disorders plantea la teoría de que el delirio del pintor holandés Vincent van Gogh y su eventual suicidio probablemente no los causó por la sífilis o la esquizofrenia -explicaciones previamente propuestas- sino por la abstinencia de alcohol unida a la desnutrición.

Para llegar a esta conclusión, los autores del estudio, con base en Holanda,;analizaron 902 cartas de la correspondencia de Van Gogh – en su mayoría con su hermano Theo – sobre «lo que estaba experimentando en su vida,;incluyendo sus problemas mentales». También trabajaron estrechamente con tres historiadores de arte expertos en van Gogh.

Basándose en su investigación, los autores del estudio crearon una línea de tiempo del declive del delirio de Van Gogh en sus torturados pero prolíficos años finales, y explicaron cómo su delirio se volvió tan extremo.

Cantidades masivas de vino

En los cuatro años anteriores a que se disparara fatalmente en 1890, se registraron, van Gogh se convirtió en alcohólico,;bebiendo cantidades masivas de vino y absenta, mientras que también comía y dormía mal – antes de volverse abruptamente sobrio.

Esto, concluyeron, probablemente delirio de Van Gogh lo llevó a volverse psicótico y a cortarse la oreja izquierda y regalársela a una mujer en un burdel. «El incidente de la oreja», escriben los investigadores, «fue en realidad un delirio de abstinencia alcohólica».

La abstinencia alcohólica y el mal estilo de vida también fueron emparejados con numerosos problemas de;salud mental subyacentes que se sospecha que van Gogh tuvo durante la mayor parte de su vida.

«Desde joven, probablemente desarrolló un trastorno del estado de ánimo (probablemente bipolar) en combinación con (rasgos de) un trastorno límite de la personalidad», escribieron los autores.

El hecho de que van Gogh fuera capaz de crear incluso durante los períodos más difíciles de su vida es un testimonio de su tenacidad artística.

«A pesar de todos estos problemas que contribuyeron a su enfermedad, también queremos subrayar que van Gogh no;sólo fue un gran pintor muy influyente, sino también un hombre inteligente con una enorme fuerza de voluntad, resistencia y perseverancia», escriben los autores. «Debió tener una fuerte constitución».

Puedes seguir leyendo: El sorprendente caso del hombre que generaba su propio alcohol