¡Dulce o truco! Conozca por qué celebran Halloween cada 31 de octubre

274
Hallowen
Foto: Referencial
Compartir

Llega la noche de brujas, y con ella el famoso juego trato o truco, los colores naranja y negro decoran el lugar y se disfrazan, estas son algunas de las actividades típicas del Halloween.

Hallowen
Foto: Referencial

Principalmente los Estados Unidos, escogieron el 31 de octubre para celebrar esta terrorífica noche, así como también se unen al norte de México y algunas provincias de Canadá.

Su origen proviene, en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del día de todos los santos. De acuerdo a lo reseñado con el portal Diario 26, consideran que esta celebración posee un trasfondo religioso.

Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.

La fuerza expansiva colonizadora de la cultura de EE.UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales.

Por lo que para los años 70s y principios de los 80s, el Halloween logran ser internacionalizado gracias al cine y la televisión.

Desde luego en 1978, se estrenaba en EE.UU. y en el mundo entero «La Noche de Halloween» de John Carpenter; una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror de serie B; con innumerables secuelas e imitaciones.

Por lo que hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense.

Algunos países latinoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos.

Desde entonces los niños, se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase “truco o trato”, “truco o dulce” o “travesura o dulce”. Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato.

Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.


«Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado»