El agua del mar como fuente de agua dulce en sólo 30 minutos

x

Transformar el agua del mar en agua potable dejó de ser un espejismo que azota a gran parte de la humanidad y que amenaza con desatar hambrunas y muertes.

Unos investigadores transformaron el agua del mar en agua dulce y segura en sólo 30 minutos, lo que abre las puertas para resolver uno de los mayores males del planeta.

Para ello los científicos usaron marcos de metal-orgánicos (MOF) y luz solar, según publican en la revista Nature Sustainability. De esta manera millones de personas en todo el mundo podrán tener acceso al agua potable.

Puedes leer: Más de 20 países solicitan la vacuna rusa contra el Covid-19

Frente al grave problema del agua la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene unos parámetros. Y recomienda que el agua potable de calidad debe tener un sólido disuelto total (TDS) de <600 partes por millón (ppm). Los investigadores obtuvieron un TDS de <500 ppm en solo 30 minutos.

Agua del mar para consumo humano

El profesor Huanting Wang, del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Monash, en Australia, comentó  que este trabajo ha abre un nuevo horizonte. Dijo que ahora se pueden diseñar materiales sensibles a los estímulos para la desalinización y purificación de agua del mar.

“La desalinización se ha utilizado para abordar la escasez de agua en todo el mundo. Debido a la disponibilidad de agua salobre y de mar. Y debido a que los procesos de desalinización son confiables, el agua tratada puede integrarse dentro de los sistemas acuáticos existentes con riesgos mínimos para la salud”, refirió.

“Pero los procesos de desalinización térmica por evaporación consumen mucha energía. También otras tecnologías, como la ósmosis inversa, tienen varios inconvenientes, incluido el alto consumo de energía y el uso de productos químicos en la limpieza y decloración de membranas”, puntualizó.

Puedes leer: Nueva Zelanda registra nuevos contagios locales de coronavirus

De esa manera obtienen el agua dulce en media hora. El docente de la Universidad de Monash recordó que la luz solar es la fuente de energía más abundante y renovable en la Tierra. “Nuestro desarrollo de un nuevo proceso de desalinización por adsorción mediante el uso de la luz solar. Para la regeneración proporciona una solución de desalinización eficiente en cuanto a la energía y sostenible desde el punto de vista ambiental”.

Las estructuras metalorgánicas son una clase de compuestos que consisten en iones metálicos. Los mismos  forman un material cristalino con la mayor superficie de cualquier material conocido.