Francia: Algas verdes tóxicas podrían matar a una persona en segundos

El diario británico The Guardian, informó que algunas playas de Francia se han visto inundadas por toneladas de algas verdes tóxicas, que de acuerdo con los expertos tienen el potencial de matar a una persona en cuestión de segundos.

algas verdes - noticias ahora
Foto: Referencial

Vale mencionar, que durante años, era habitual la presencia de algas verdes en las costas de la región de Bretaña, en el noroeste del país. Pero en los últimos tiempos la situación ha empeorado, obligando a las autoridades locales a cerrar al público seis playas.

Además, los ambientalistas aseguran que la proliferación del sargazo está relacionado con los nitratos y fosfatos provenientes de fertilizantes agrícolas y desechos de la ganadería de la región, que con las lluvias van a parar en el mar. Las algas, al mezclarse con la arena forman una especie de fango y tras su descomposición; debajo de la capa superior seca se acumula sulfuro de hidrógeno, un gas tóxico.

Por su parte, el activista ambiental, André Ollivro, que lidera una campaña contra lo que se conoce como el ‘fango asesino’ costero de Francia, advirtió que ese gas podría matar a una persona «en segundos». Una exposición a concentraciones de entre 500 y 700 partes por millón (ppm) de sulfuro de hidrógeno puede provocar la pérdida de conocimiento, paro respiratorio y la muerte si la persona no se retira del lugar, mientras que una exposición a 1.000 ppm o más puede resultar letal en pocos minutos.

Efectos de la contaminación por las algas verdes

«La contaminación a menudo es invisible a simple vista, especialmente si se trata de nitratos o pesticidas», indicó Sylvain Ballu, un científico que monitorea las algas verdes. El sargazo ha hecho que la «contaminación invisible sea extremadamente visible, maloliente y peligrosa«, añadió.

Asimismo, según un informe realizado por France 24, la situación con las algas verdes se agravó por las «excepcionales» temperaturas que en los meses recientes azotaron ese país. En los últimos años, al menos tres personas y decenas de animales han muerto por inhalar los gases tóxicos en esa región.

Inicialmente, las autoridades locales decidieron eliminar ese fango mediante un proceso de tratamiento; sin embargo tuvieron que cerrar temporalmente las instalaciones donde se realizaban esos procesos debido al fuerte olor que emanaban las algas verdes descompuestas.

Aunque, algunos granjeros de Bretaña afirman que culparles de la proliferación del sargazo es «injusto»; y sugieren que la causa del problema son las aguas residuales que las localidades costeras arrojan al mar.

También puedes leer: Deforestación en Amazonía aumentó un 91,9% entre enero y agosto


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Telegram  y mantente siempre informado”