La NASA dispuesta a comprar tierra lunar a 25.000 dólares la muestra

x

La intención de la agencia espacial norteamericana de comercializar tierra lunar inicia una nueva visión de la exploración espacial. Atrás quedan las loables investigaciones científicas para entender mejor nuestro lugar en el universo. Comienza la era de los negocios lunares.

El objetivo apunta a la compra de muestras lunares recolectadas por compañías privadas y así sentar un precedente para los derechos de recursos espaciales en la Luna. Los detalles fueron originalmente publicados por el administrador de la agencia espacial Jim Bridenstine en un comunicado oficial. Un artículo del físico Adrián Díaz en Robotitus recoge la noticia.

Puedes leer: Lukashenko anunció el cierre de fronteras de Bielorrusia

La tarea de la compañía sería recolectar las muestras de tierra lunar y presentar evidencia de ello. Posteriormente la NASA tomaría posesión de ellas y pagaría a la compañía por su adquisición. La agencia espacial solicitó formalmente cotizaciones de empresas dispuestas a ir a la Luna y vender entre 50 y 500 gramos de regolito o rocas lunares.

La compañía ni siquiera tendría que devolver la muestra a la Tierra, sino que dejaría que la NASA la recolectara en futuras misiones. Con esta transacción comercial, la NASA quiere sentar un precedente para la extracción y transferencia de recursos lunares. Hasta el momento la obtención de muestras tenía un fin científico.

«Vamos a comprar un poco de tierra lunar con el propósito de demostrar que se puede hacer», declaró Bridenstine en la Cumbre de Sostenibilidad Espacial de la Fundación Mundo Seguro. Además, agregó que estaban dispuestos a pagar entre 15.000 y 25.000 dólares por las muestras.

“Lo que estamos tratando de hacer es asegurarnos de que haya una norma de comportamiento que diga que los recursos se pueden extraer. Y que lo estamos haciendo de una manera que cumpla con el Tratado del Espacio Exterior”, explicó según SpaceNews.

Tierra lunar negociable

Según Bridenstine, las acciones son consistentes con el Tratado del Espacio Exterior, que prohíbe a los países hacer reclamos territoriales sobre la Luna u otros mundos más allá de la Tierra.

“Eso no es absolutamente lo que pretendemos hacer, pero creemos que podemos extraer y utilizar los recursos de la luna al igual que podemos extraer y utilizar atún del océano”. No podemos ir a la luna de manera sostenible a menos que estemos utilizando los recursos de la luna”.

Puedes leer: Tarek William Saab vincula a Guaidó con sistema de corrupción

El tema de los recursos espaciales iba a ser un tema de discusión en las reuniones de este año del Comité de la ONU sobre el Uso del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos (COPUOS). Sin embargo, las reuniones se cancelaron por la actual pandemia. Por los momentos el negocio de la tierra lunar sigue en pie.