Las iguanas: La especie que le declararon la guerra a muerte en Florida

68
pasarela de pagos en linea

De un tiempo a esta parte las iguanas se transformaron en la especie más aborrecida por los habitantes de Florida, Estados Unidos.

A estos mansos reptiles que pasan la mayor parte de su vida entre las hojas de los árboles se le considera una especie no nativa e invasora. El destino de estos animales está marcado porque para tenerlas como mascotas se necesitará de un permiso especial.

Una nueva ley regula la especie y aquella persona que tenga una de ellas en su casa podrá mantenerla hasta que viva. Quienquiera deshacerse de alguno de estos reptiles también puede hacerlo entregándolo en uno de los eventos de amnistía de especies invasoras que organiza la Comisión de Conservación de la Vida Silvestre de Florida (FWC).

Puedes leer: Conoce el plan de la NASA para desviar al asteroide Dimorphos

Las iguanas forman parte de los animales indeseables de Florida. Como no están acostumbradas al frío en ocasiones se congelan y caen desmayadas sobre los patios de las casas. Se cree que en alguna ocasión las llevaron al estado y comenzaron a reproducirse.

El color verde de su piel les permite confundirse perfectamente con la vegetación del entorno. Su piel está recubierta de pequeñas escamas. Tienen una cresta dorsal que recorre desde su cabeza hasta su cola.

«Las especies no nativas invasoras son una de las amenazas más significativas a la diversidad global, solo la pérdida de hábitat es más importante» en términos de conservación de las especies, dijo la FWC.

Las iguanas, originarias de Centroamérica y Suramérica,  encontraron su paraíso en el sur de Florida. Allí proliferan tanto que en 2019 la FWC dio al ciudadano común licencia para matarlas.

Las iguanas proliferan

A partir de julio sólo pondrán tenerlas las entidades con fines de investigación como las universidades. También aquellos organismos que se dedican a labores de control y erradicación. La crianza e importación de estas especies no se permitirá.

En julio de 2019, la FWC difundió un comunicado en el que alentaba a los ciudadanos «a matar iguanas verdes en su propiedades siempre que sea posible». En la nota se señalaba que deben exterminarlas de manera rápida y con el menor «sufrimiento».

Puedes leer: CNE convoca a elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre

Se recomienda el uso de escopetas de aire comprimido o un golpe con un objeto contundente.  Pero no se permite congelarlas vivas, quemarlas, ahogarlas o envenenarlas, porque aunque no es una especie protegida sí está cubierta por las normas contra la crueldad animal.

La decisión de FWC fue criticada por la Fundación por los Derechos de los Animales de Florida. Otros grupos calificaron la decisión de «irresponsable». En las redes sociales también mostraron su rechazo.