Hoy se cumplen 74 años de la muerte del ilustre Rufino Blanco Fombona

588
Rufino Blanco Fombona
Foto: Twitter
Compartir

Rufino Blanco Fombona fue un escritor, diplomático y editor venezolano, figura destacada del modernismo literario, que nació en Caracas el 17 de junio de 1874 y falleció 16 de octubre en Buenos Aires en el año 1944.

Rufino Blanco Fombona
Foto: Twitter

El ilustre escritor fue de una familia que descendía de conquistadores españoles, próceres de la Independencia, juristas, diplomáticos y escritores.

Fue hijo de Rufino Blanco Toro e Isabel Fombona Palacio, hizo la instrucción elemental en Caracas y obtuvo el título de bachiller en 1889.

Inició Derecho y Filosofía en la Universidad Central de Venezuela, pero decidió ingresar en la Academia Militar y con apenas dieciocho años intervino en la Revolución Legalista (1892).

Durante ese mismo año fue nombrado cónsul en Filadelfia. Allí empezó a cultivar la poesía y a su regreso a Caracas en 1895 participó en las revistas El Cojo Ilustradoy Cosmópolis.

En el año 1895, publicó  su primer escrito impreso, el poema «Patria» y en el periodo de 1896 se desempeña como agregado de la Legación Venezolana en Holanda.

Entre 1901 y 1904 fue cónsul de Venezuela en Ámsterdam, al regresar al país fue designado como gobernador del territorio federal Amazonas en 1905. Durante su gestión se opuso al monopolio del caucho que se llevaba a cabo en la región, lo que le costó el cargo y terminó detenido por un tiempo.

En la prisión de Ciudad Bolívar, escribió una de sus novelas más conocidas El hombre de hierro. Luego de ser liberado vuelve a Europa donde vive entre 1906 y 1908. Derrocado el régimen de Cipriano Castro, ocupó como diputado, la Secretaría de la Cámara de Diputados.

No obstante, al poco tiempo comenzó a realizar severas críticas al gobierno de Juan Vicente Gómez, que produjeron su encarcelamiento en La Rotunda por un año (1909-1910) y luego enviado al destierro hasta 1936.

Su exilio lo llevó a vivir en París (1910-1914), y luego en Madrid (1914-1936). En España continuó su labor como escritor.

Durante su permanencia en el exterior, ejerció diversos cargos públicos: cónsul del Paraguay en Toulouse (1918-1925), en Lyon (1927) y en Lérida (1928-1932). Restablecida la República en España (1931), se desempeñó como gobernador de las provincias de Almería (1932) y Navarra (1933).

Dos años después de la muerte de Gómez en 1935 regresó a Venezuela. En 1939, siendo presidente del estado Miranda, fue incorporado como individuo del número de la Academia Nacional de la Historia.

Posteriormente, entre los años 1939 y 1941, fue ministro de Venezuela en Uruguay, según los datos de Wikipedia.

Los últimos años de su vida los dedicó al estudio de la figura de Bolívar, publicando los siguientes títulos: Bolívar y la guerra a muerte, El espíritu de Bolívar y Mocedades de Bolívar.

Murió cuando viajaba por Argentina, por lo que sus restos fueron repatriados y enterados en el Cementerio General del Sur, el 8 de diciembre de 1944. El 23 de junio de 1975 sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional.


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado” 
noticias de hoy
manzur ramadan dagga