¿Qué es el spanking? La práctica sexual ideal para alcanzar orgasmos

1389
Qué es el spanking- Noticias Ahora
Compartir

El sexo es una gran enciclopedia, un libro extenso con muchos capítulos. Así como existen posturas para una penetración profunda o para llegar al orgasmo, también hay movimientos sexuales que excitan no solo a los hombres, también a las mujeres. Dentro de esos movimientos de placer se encuentra la famosa spanking, también conocida como las nalgadas.

¿Qué es el spanking?

El término inglés spanking hace referencia a los “azotes” o nalgadas en la intimidad. Describe la práctica de golpear con la mano (o cualquier otro elemento) los glúteos de la pareja con fines eróticos. Las nalgadas, a su vez, pueden darse en diferentes niveles de intensidad.

Ahora bien, más allá de los azotes, el spanking implica un complejo juego de roles, del tipo dominante/sumiso. Es decir, uno de los miembros de la pareja actúa como aquél que infringe una ley, mientras que el otro asume el rol de “castigado”. 

Es muy importante que ambos miembros de la pareja acepten su rol en este juego, ya que de allí depende gran parte del placer. Si para alguno resulta desagradable o doloroso, su práctica impedirá alcanzar la plenitud al momento de tener relaciones sexuales.

¿Cómo se practica?

Aunque el término es un poco extraño para muchos, el spanking es una práctica sexual que se hace con frecuencia entre las parejas. Como ya lo mencionamos, implica una serie de juegos de roles, en los cuales se cumplen determinadas fantasías; y entre los amantes del bondage es una práctica que no puede faltar.

Por supuesto, también resulta muy placentero para las parejas que prefieren otro tipo de intimidad. Se puede disfrutar en la clásica posición de perrito o como parte del jugueteo previo; todo dependiendo de las preferencias que tengan ambos.

Para practicarlo en pareja se debe tener en cuenta lo siguiente:

Pueden asumir roles en un juego de dominador/dominado.

Las nalgadas se pueden dar con la mano o elementos como correas, fuetes u otros instrumentos hechos de cuero, madera o plástico.

La excitación máxima se alcanza durante los azotes. Sin embargo, su nivel de intensidad debe adaptarse al gusto de la pareja.

La regla de oro en general es evitar los golpes violentos; no obstante, algunos sienten más placer conforme la intensidad de estos va aumentando.

Beneficios de las nalgadas o spanking dentro del juego de la intimidad:

Durante el sexo, el cerebro produce endorfinas, neurotransmisores encargados de generar sensaciones de bienestar. Al recibir nalgadas se activa un efecto analgésico: reducción del dolor y excitación juntas.

Con las nalgadas el organismo también genera cortisol, un químico que se libera como respuesta al estrés. Lo que a su vez permite enfocarse solamente en el placer y olvidarse de aflicciones.

Las nalgas están ubicadas al borde de la espina dorsal donde se encuentran la mayoría de los receptores de los nervios. Por lo que recibir un golpe en esa zona resulta muy placentero.

A medida que más personas lo realizan, más se incrementan los deseos de probarlo.

Las nalgadas dentro del sexo intensifican la relación entre el placer y el castigo. El solo hecho de que sepamos que las spanking están relacionadas con un castigo, y que aparezcan súbitamente en una situación de placer, resulta excitante.

Puedes seguir leyendo: ¡Entérate! Sexo con medias para lograr más fácil el orgasmo


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga