¿Quiénes fueron los primeros cultores del cocuy en Venezuela?

x

La mayoría de sus consumidores ha asumido la ingesta de cocuy en Venezuela sólo como una alternativa. Bebidas más “tradicionales” en el país como la cerveza, el ron o el whisky han sido sustituidas por opciones más económicas. Así, el humilde cocuy ha asumido con dignidad su nuevo protagonismo en el siglo veintiuno.

Sin embargo, a pesar de su humildad, el cocuy en Venezuela posee una profunda tradición ancestral. Mucho antes del proceso colonizador español, el Agave Cocuy representaba para los pobladores originarios, el sustento y la vida.

Puedes leer: Registros Civiles de Valencia reinician actividades este lunes

Ramón Querales, historiador del Municipio Iribarren en Lara cita a la investigadora peruana Oriana Pardo para ilustrar su relevancia. “Se calcula que la relación del cocuy con el hombre comenzó en Mesoamérica alrededor de 9.000 a 10.000 años. Junto al poroto (caraotas) y el maíz, fue seguramente una de las primeras especies culturales en esta región de Centroamérica.”

El cocuy en Venezuela y los Ayamanes

La presencia del cocuy en Venezuela es ubicada por los cronistas de Indias en la región nororiental del país. Pero la elaboración de licor, a partir de la penca de cocuy horneada y fermentada, se localiza en los estados Lara y Falcón. Estas tierras se encontraban ocupadas por los Ayamanes.

El alemán Nicolás de Federmann exploró este territorio en busca de oro en el año de 1530. En sus escritos de “historia Indiana”, afirma que los Ayamanes eran personas pequeñas. Los describe como “no mayores de cinco palmos” ( 115 cm .) Este grupo humano mantenía una relación muy estrecha con el mundo vegetal. En el caso de la planta del cocuy, le daban a sus fibras usos importantes. Elaboraban chinchorros y construían techos y trojas.

Puedes leer: Falleció en Ecuador exreina de belleza y animadora de Monagas

Fuentes históricas también relacionan el uso del cocuy en Venezuela para la elaboración de bebidas, con otras tribus. La utilización de pencas horneadas del ágave para producir el licor aparece asociada con los indios Cocuy. Estos eran llamados desde el siglo XVI larense, Gayones.

Cogollos que llaman cocuy

Galeoto Cey, uno de los fundadores de El Tocuyo en 1545 habla de la bebida. “Licor beben aquellas gentes, porque agua nunca la ven ni la tienen. Los cogollos dejan cocer y estofar, después los sacan y los comen, que eso les sirve de pan y llámase cocuy”.

Según documentos y testimonios, el cocuy en Venezuela ha sido como elemento cultural aborigen de tipo religioso, alimenticio y medicinal. La elaboración de alcoholes para el consumo humano comienza prácticamente con el nacimiento de la Capitanía General de Venezuela.

Posteriormente el Congreso de la Gran Colombia emitió una ley donde declaraba la actividad como fuente de riqueza. La introducción del alambique a principios del siglo XVIII convierte al cocuy en una bebida destilada de alta graduación.

Más que una mera alternativa, el cocuy en Venezuela merece el reconocimiento de su propio valor. No solamente goza de una significativa valoración histórica y cultural, sus propiedades medicinales son igualmente importantes. Contiene vitamina B3 o niacina, un aminoácido que ayuda en el metabolismo de las proteínas, el colesterol y los ácidos grasos. Es además un vasodilatador que contribuye al tratamiento contra la diabetes.