¡Delicioso! Prepara unas albóndigas de pollo en salsa

275
Albóndigas de pollo - Noticias Ahora
Compartir

Las albóndigas son un plato tradicional que les gusta a todos, ya sean fritas o guisadas, de carne o de pollo, siempre son fáciles de hacer y una manera ideal de hacer que los más pequeños disfruten de la comida. Con esta receta aprenderás hacer unas albóndigas de pollo caseras y fáciles para disfrutar cualquier día del año.

Ingredientes:

600 gramos de carne picada de pollo.

1 1/2 taza de pan rallado

1 huevo grande.

1 taza de leche líquida.

2 dientes de ajo (grandes y triturados)

2 cucharadas de tomillo o perejil fresco bien picado.

Pimienta negra en polvo al gusto

Aceite para freír de sabor neutro, como el de canola o el de girasol.

Harina de trigo para rebozar.

Comino en polvo

Sal

Preparación:

Mezcla la miga de pan o el pan rallado con la leche. Asegúrate de que todo el pan quede bien empapado.

En un recipiente lo suficientemente grande, vierte la carne de pollo molida. Agrega una pizca de comino, pimienta negra en polvo, sal, el perejil o tomillo fresco, el ajo triturado, el huevo y el pan mojado en leche. Mezcla todos los ingredientes con las manos hasta que logres una pasta homogénea y firme.

Vierte una cantidad considerable de aceite en un sartén, tomando en cuenta que debe alcanzar para freír bien todas tus albóndigas.

Mientras se calienta el aceite, esparce un poco de harina de trigo sobre un plato.

Con la pasta que ya mezclaste, forma bolas pequeñas. Pasa cada una sobre la harina, moviendo para que queden totalmente cubiertas de una ligera capa de polvo.

Incorpora cada bola en el aceite caliente, a fuego medio. Conforme se vayan dorando, mueve para que queden uniformemente fritas por toda la superficie.

Prepara un plato o bandeja cubierto de papel absorbente. Coloca las albóndigas después de sacarlas del aceite, para que el papel absorba el exceso de grasa.

Ingredientes de la salsa

2 tomates rojos y grandes, bien maduros.

1 cebolla blanca, mediana.

1 cucharada sopera de aceite

1 1/2 tazas de vino blanco.

2 cucharadas de harina de maíz.

1/2 taza de caldo de pollo.

1 pimentón rojo, pequeño.

Pimienta negra en polvo.

Ajo en polvo al gusto.

Preparación de la salsa para albóndigas de pollo

Lava los tomates y el pimentón. Abre las frutas para retirar las semillas, y las partes blancas internas, en caso del pimentón. Puedes retirar la piel según tu preferencia de textura para la salsa. Si la quitas, tendrás una salsa más homogénea, pero si la dejas tendrás mayor contenido de fibra en tu receta.

Lleva los tomates y el pimiento a la licuadora. Añade agua, pero solamente la cantidad necesaria para cubrir las verduras. Licúa al máximo y reserva.

Pela la cebolla y pica en cuadros pequeños. Calienta un sartén y vierte la cucharada de aceite. Agrega la cebolla picada y cocina a fuego medio para evitar que se queme, removiendo si es necesario, hasta que se vaya tornando transparente. Esta técnica se llama pochado. Es importante poner mucha atención en el color de la cebolla. Lo normal es que se dore al mismo tiempo que se vuelve un poco traslúcida, pero que no se manche de marrón y menos de negro. Eso cambiaría el sabor de la base de la salsa.

Vierte el licuado de tomate y pimiento sobre las cebollas. Mezcla y deja cocinar un breve momento, mientras realizas el paso siguiente.

Utiliza media taza de agua caliente para mezclar la harina de maíz. Agrega el polvo, revolviendo hasta que se disuelva completamente, y asegúrate de que no queden grumos. Sólo una vez que la pasta esté homogénea puedes integrarla al sartén con los demás ingredientes.

Vierte el caldo de pollo y el vino. Remueve para mezclar. Deja cocinar por 10 minutos a fuego mediano – bajo.

Una vez pasado el tiempo de cocción de la salsa, agrega un toque de pimienta, de sal y de ajo en polvo. Prueba y corrige la sazón, si te parece que falta añadir más de estos mismos ingredientes.

Remueve para asegurar que las especias se mezclen bien. Apaga y reserva la salsa tapada, para evitar que se deshidrate.

Ahora simplemente mezcla ambas cosas, albóndigas y salsa en una cacerola o sartén, idealmente en la misma donde hiciste la salsa.  Vuelve a prender a fuego medio, y cocina todo durante 15 minutos, sin que se te olvide tapar la preparación. Después de eso, sirve.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: ¡Ligero! Prepara una deliciosa crema de espinacas


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga