¡Ingenioso! Tres sencillas recetas para hacer pasta dental casera

Te traemos estas tres recetas para realizar tu propia pasta dental casera con ingredientes naturales, que te ayudarán a reducir gastos para tu hogar. 

pasta dental casera
Foto: Referencial

Primera opción

Pasta dental a base de Hierbas

Ingredientes:

1 cucharada de sal
4 cucharadas de bicarbonato de sodio
3 cucharadas de peróxido de hidrógeno (al 3%).
Hierbas aromáticas como salvia, menta, estevia, lavanda, hierbabuena, etc. (Debes seleccionar las hojas y picarlas finamente)

Procedimiento:

1- Mezcla los 3 primeros componentes en un bol y revuelve bien hasta que el preparado adquiera aspecto y consistencia pastosa. Luego añade las hierbas, que le otorgarán a tu pasta dental casera un aroma y sabor riquísimo.

Segunda opción

Pasta dental con Bicarbonato de sodio y coco

Ingredientes:

3 cucharadas de bicarbonato de sodio
2 cucharadas de aceite de coco 
½ sobre de estevia en polvo 
20 gotas de esencia comestible de menta –(pueden ser más o menos, según el sabor deseado)
Canela o Hierbabuena picada al gusto.

Procedimiento:

1-Colocar todos los elementos en un recipiente, a excepción de la esencia de menta, pues esta debes ir agregándola de a gotas en forma gradual hasta encontrar el punto justo, de acuerdo a tu gusto.

2-Gracias a que el aceite de coco se derrite con la temperatura, la pasta se torna líquida al hacer contacto con la boca. Para realizar el enjuague bucal, te sugerimos hacerlo con agua tibia.

Al limpiar tus dientes con esta pasta hecha en casa disfrutarás de un aliento fresco y de un agradable sabor en la boca. Además, algo fundamental, el aceite de coco brinda a la pasta agentes antibacterianos.

Tercera opción

Pasta de dientes casera para limpieza profunda

Ingredientes:

1 cucharadita de sal marina fina
3/4 taza de bicarbonato de sodio 
2 cucharaditas de aceite de menta 
Cantidad necesaria de agua 

En relación a esta tercera receta, debemos aclarar que esta pasta, a veces, a algunas personas les puede resultar desagradable debido al sabor salado que la caracteriza.

Asimismo, no se recomienda usarla todos los días, pues puede llegar a dañarse el esmalte dental. La frecuencia ideal de uso de esta pasta es de una vez a la semana, con el objetivo de aplicar un tratamiento de limpieza bien profundo sobre la dentadura.

Con información de Noticias al Día y a la Hora


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”