San Bernardino de Siena difundió el Nombre de Jesús por toda Italia

El 20 mayo de 1444 falleció San Bernardino de Siena en Aquila, quien se encargó de propagar en su sermón el nombre de Jesús por toda Italia a los predicadores.

San Bernardino
Foto: Referencial

Este santo padre nació en Massa Marittima, territorio de Siena para el año 1380, su vida fue entregada a las cosas de Dios, pues de a temprana edad componía altares e imitaba a los predicadores, al punto que trató de hablar y actuar con pureza.

A los 20 años, San Bernardino junto a otros jóvenes asistieron por tres meses a los enfermos en hospitales, de esta manera ayudar a los convalecientes con la gran peste que arrasó a Siena.

A los 22 años lo dejó todo para entrar en la comunidad franciscana. Tanto movía los corazones con su prédica que se cerraban las tiendas y hasta las clases en la universidad para escucharle.

Entró en la Orden de los Frailes Menores, se ordenó sacerdote y desplegó por toda Italia una gran actividad como predicador, con notables frutos.

Propagó la devoción al santísimo nombre de Jesús. Tuvo un papel importante en la promoción intelectual y espiritual de su Orden; escribió, además, algunos tratados de teología.

Acostumbraba a llevar consigo una tablilla, mostrando la Eucaristía con rayos saliendo de ella y en el medio, el monograma IHS que él ayudó a popularizar como símbolo de la Eucaristía. De esta forma, propagar la devoción a la Eucaristía.

Aunque San Bernardino rechazó 3 episcopados, fundó más de 200 monasterios e intervino para traer la paz entre dos bandos, los güelfos y los gibelinos.

Con información de Aci Prensa


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”