Sexo por la retaguardia: Conoce sus precauciones y consecuencias

658
Compartir

Las formas de vivir y experimentar la sexualidad son amplias y diversas. Para tener prácticas sexuales seguras y placenteras es esencial acceder a información confiable que nos permita tomar decisiones informadas. De este modo, toda práctica sexual debe estar basada en el consentimiento de las personas involucradas.

El sexo anal es un tema incómodo para muchas personas, incluso puede ser considerado un tabú. Lo cierto es que esta práctica no tiene nada de malo, al contrario, puede tener beneficios, siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias para cuidar la salud.

Si quieres comenzar a tener sexo anal o ya lo practicas, lee este artículo para que puedas cuidar de ti y de tu pareja.

Toda la información que encontrarás aquí es de confianza ya que está aprobada por un especialista en coloproctología.

Posibles consecuencias 

Si no se toman las precauciones correctas, las posibles consecuencias del sexo anal pueden ser:

Contagio de enfermedades de transmisión sexual: algunas de las ETS que se pueden transmitir por contacto anal desprotegido son: hepatitis, gonorrea, sífilis, herpes, y VPH.

Si existe contagio por Virus de Papiloma Humano y no se trata correctamente, es posible que se desarrolle cáncer anal.

Desgarros hemorragias y lesiones: si no se tiene cuidado o la práctica se realiza con demasiada fuerza, es posible lesionarse.

Infecciones: las infecciones son causadas por falta de higiene, por eso es importante limpiar bien el área antes y después del acto.

Dolor: la penetración puede causar dolor, es importante tener esto en cuenta para que la práctica resulte lo más placentera posible.

¿Qué precauciones se deben tener?

La precaución más importante es el uso de preservativo. A pesar de que no exista riesgo de embarazo con el sexo anal, usar condón puede prevenir el contacto piel con piel y por lo tanto disminuye considerablemente el riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Otras precauciones que debes tomar en cuenta son:

Limpiar el área antes de comenzar y al terminar

Utilizar lubricante para evitar lesiones o desgarres

Si se van a utilizar juguetes, que sean diseñados especialmente para esta práctica, así se podrá evitar que los objetos se queden atascados en la zona

Todas las personas involucradas deben consentir la práctica sexual

Recuerda que es tan importante cuidar tu salud como gozar de tu sexualidad.

Cómo hacer sexo anal adecuadamente

La zona anal es muy delicada y sensible, por lo que es indispensable tomar las medidas y precauciones adecuadas antes de tener sexo por detrás para evitar fisuras anales u otros problemas.

La importancia del lubricante: seguro que lo has escuchado mil veces, pero no nos cansaremos de repetir que para tener sexo anal es fundamental usar mucho lubricante.

No olvides la estimulación: antes de empezar, tienes que estimular la zona para que esta se relaje y la penetración sea más placentera y menos dolorosa. Utiliza tus dedos para empezar a dilatar poco a poco el ano (no fuerces nunca la entrada) y hazte con algún juguete diseñado para empezar con este tipo de prácticas (los plugs anales son una fantástica opción).

Usa protección siempre: hay muchos motivos por los cuales el preservativo es fundamental a la hora de tener relaciones sexuales anales o de cualquier otro tipo.

Ante el dolor del sexo por detrás: si la práctica te duele mucho, es importante que te detengas. Puede que falte lubricante, que no estés relajado/a del todo o que la zona no esté suficientemente estimulada, pero en cualquier caso es importante que no fuerces nunca el ano y que ante el dolor del sexo anal no sigas.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: Beneficios del semen que seguramente no conocías


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

noticias de hoy
manzur ramadan dagga