Soda Stereo emergerá en la presentación del Cirque Du Soleil

114
pasarela de pagos en linea

La música de Soda Stereo (1982-1997) uno de los grupos más influyentes en el desarrollo del rock iberoamericano en las últimas décadas, conforma la banda sonora de Sep7imo día – No Descansaré, la producción del Cirque Du Soleil que ocupará el Watsco Center (Miami) desde el 18 hasta el 22 de abril.

Soda Stereo
Foto: Revista Factum

El espectáculo escrito y dirigido por Michel Laprise (Kurius: Caninet of Curiosities) relata la historia de L’Assoiffé, un joven sediento de justicia social que encuentra la libertad cuando se conecta con las melodías de la legendaria banda argentina.

“Estamos muy orgullosos por esta oportunidad. Después de todo lo que hicimos durante tantos años con tanta pasión nos sorprende la magnitud que ha alcanzado nuestro trabajo. En momentos como estos es cuando nos damos cuenta de que llegamos mucho más lejos de lo que pensamos”, expresó a el Nuevo Herald el baterista Charly Albert.

Sep7imo día – No Descansaré alude al poder de la creación, un sello inherente al quehacer de la banda.

El baterista recordó que cuando el Cirque Du Soleil les propuso el proyecto a él y a Bosio, hace unos tres años, se preguntaron si realmente podrían llevarlo a cabo, ya que no se reponían de la pérdida de Cerati. Sin embargo, la propia familia del líder les dijo que no se detuvieran porque era la mejor manera de rendirle homenaje a lo que él representó y a la música de Soda Stereo.

“Fue un desafío emocional. El otro reto consistió en concebir la música de la banda desde otro ángulo; ya que no es lo mismo hacer un disco, que adaptar una canción a un acto de circo en el que la música debe tener una sincronización perfecta para que los acróbatas no corran peligro”, evocó Alberti, tras destacar que, entre otros éxitos, fusionaron Ella uso mi cabeza como un revólver y Un misil en mi clarar en un solo tema para enlazar los actos.

“Lo importante era que se escucharan como en las grabaciones originales”, apuntó.

La puesta en escena de Laprise mueve 36 artistas entre bailarines, cantantes, acróbatas, actores y equilibristas de múltiples nacionalidades. Por primera vez, se habilitó un área para que el público interactuara con los ejecutantes. En ciertos pasajes se proyectan las imágenes de Cerati, Bosio y Alberti.

En cuanto a los momentos más impactantes este último mencionó Hombre al agua, “un acto muy fino y de mucha calidez en que el protagonista permanece sin respirar varios minutos”. También resaltó Música ligera, “por la energía que emana”, y Prológo, “porque le hace saber al público que formará parte de algo irrepetible dentro de un planeta donde sucedieron muchos acontecimientos vinculados con la vida de Soda Stereo”.

La lista de números incluye Un millón de años luz, donde un hombre con el corazón destrozado logra escapar a un planeta para olvidarse de su dolor. En Sobredosis de TV se abordan los efectos del exceso de información como consecuencia de la proliferación de los canales de televisión durante la década de 1980.

Como dato curioso, durante sesiones mensuales vía Facebook, la compañía invitó a los fanáticos a adentrarse en el proceso creativo, con el fin de proponer ideas sobre el vestuario, los efectos especiales y los números acrobáticos.

“La experiencia de Sep7imo día fue una especie de curación que nos sirvió para asimilar la muerte de Gustavo. El proceso de creación de la música y volver a escuchar nuestras grabaciones originales nos permitió seguir trabajando como él lo hubiera hecho”, dijo Alberti.

Desde hace una década el exbaterista se dedica al ambientalismo a través de su propia fundación R21 – Latinoamerica Sustentable. Bosio se reparte entre su banda Shoot the Radio y sus incursiones como DJ, reseñó elnuevoherald.com.


Mismo equipo… nuevo nombre… #SomosNoticiasAhora