¿Quieres tener sexo con tu jefe? Aquí te decimos los pros y contras

2609
jefe
Foto: Referencial
Compartir

¿Te provoca tener sexo con tu jefe? Sabemos que pasamos la mayoría de nuestro tiempo en el trabajo, por lo que muchas veces que surjan relaciones sentimentales en el lugar donde laboramos. Sin embargo, hay que ser conscientes que involucrarnos con un compañero tiene muchos contra y la cosa se complica aún más, cuando se trata del jefe.

 

jefe
Foto: Referencial

Si eres totalmente consciente de que solamente vas a tener sexo por placer con tu jefe en una ocasión muy puntual y que no volverán a hablar de ello no tendría porqué tener ninguna consecuencia negativa para ninguno de los dos. Ambos son adultos y responsables de sus actos. Por lo que si no quieres que lo que sucedió se sepa, quedaría solamente como algo efímero. No obstante, si esto se repite y aunque ninguno de los dos quiera una relación estable, el secreto puede dejar de serlo.

Hay compañeros que quieren hacerte daño, por envidia o porque quieren tu posición y harán todo lo posible para lastimarte. Cuando se enteren de que tienes una relación fuera de lo laboral (de sexo o placer) con tu jefe podrán acusarte de aprovecharte de su poder para conseguir un trabajo o sueldo mejor, hacerte chantaje o bulling o bien hablar con otro superior de tu situación y ponerte en serios problemas laborales. Además tu jefe también estará involucrado en estos mismos problemas y no le hará ninguna gracia.

Habrá problemas al momento de mandar y obedecer

Cuando hay una relación jefe-empleado, no se puede decir que habrá objetividad en las decisiones, tareas y encomiendas que uno le imponga al otro. La sombra de la relación amorosa o sexual, o ambas, siempre va a estar presente y en ocasiones puede hacer el trabajo un verdadero fastidio.

Si lo que sienten es tan fuerte que debe llevarse a cabo, entonces uno de los dos tiene que dejar su trabajo.

Favoritismos

No hay manera de ocultar una relación jefe-subordinado, lo que puede generar un ambiente de insatisfacción en el caso de los otros empleados, cualquier mérito que obtengas a la buena terminará siendo objeto de dudas y malos comentarios, porque ¿Quién podría negar que hay una claro favoritismo por tí?.

Jefe emotivo

Con frecuencia te verás envuelta o envuelto en dudas sobre la relación, pensarás que el actuar de tu jefe obedece a alguna cosa que hiciste o dejaste de hacer en la relación, y no en cuanto al trabajo, verás que poco a poco tú también vas perdiendo objetividad y seguridad en tí mismo, date cuenta que pones en riesgo tu futuro dentro de una profesión.

Si el jefe es casado

Cuando el jefe está casado, olvídalo, terminarás siendo subordinada en la relación. Ese jefe ya tiene su vida perfecta, su familia perfecta, no hay ni la más remota idea de que se divorcie porque probablemente ya sabe como manejar todos sus asuntos. Hazte a un lado y busca a alguien libre.

La culpa

Cuando algo le salga mal al jefe, probablemente será culpa tuya, así que no te sorprendas de ver que esa relación sea inestable, habrá días en que terminen y vuelvan, sobre todo cuando él vea amenazado su trabajo y su puesto por ‘líos de faldas’.

¿Y tu futuro qué?

Aunque quizá esto no te cuadre, los jefes hablan entre sí de sus empleados, cuando se trata de recomendar por más méritos que hagas, ningún mérito superará tu facilidad para metérteles en la cama, así que piénsalo dos veces, si andas con el jefe, te estás cerrando otras puertas.

Acoso sexual

Si ya de por sí es bastante difícil estar en un ambiente laboral en el que no haya acoso sexual, más difícil te resultará si caes en la tentación. Serás conocida como ‘ligera de cascos’ lo quieras o no, y eso le dará el derecho a otros hombres de molestarte. No es que lo tengan, es que así funciona el cerebro de un hombre: ‘aflojó con el jefe, puede ser que conmigo también’. Nadie pensará que te enamoraste.

Cazafortunas

Lo que decía en el párrafo anterior, cuando te involucras con el jefe, todos pensarán que eres una cazafortunas, o que quieres obtener facilidades a cualquier precio, nadie verá si te enamoraste o no, si quieres llevar algo serio con él, porque todos tenemos la tendencia a pensar mal primero. Así que no pongas en tela de juicio tu buen juicio, se asertiva y descarta a tu jefe por más soltero, guapo, adinerado o posicionado que esté, o al menos hasta que uno de los dos esté fuera del mismo ambiente laboral.

Con información de Bekiapareja.com


Somos el mismo equipo… Nuevo nombre… #NoticiasAhora