Ahora el aguacate es crionizado para las generaciones del futuro

x

El aguacate vive un gran momento. Durante los últimos diez años, el fruto ha pasado del exotismo culinario a la obsesión colectiva. Sólo en Estados Unidos sus consumidores invierten colectivamente en torno al millón de dólares mensuales en comprarlo. Además su producción global ha pasado del escaso millón de toneladas métricas en 1985 a los más de 3,5 millones de 2016. Y este boom continúa aumentando.

Pero Chris O’Brien, investigador en la Universidad de Queensland, Australia, preocupado por la posibilidad de un futuro sin el aguacate decidió estudiar formas de criogenizarlo. Un artículo de Magnet explica los detalles del proyecto.

Puedes leer: Desintoxica tu cabello con esta mascarilla capilar que te aporta beneficios

La intención de O´Brien es conservar su esencia en un arcón congelador para que las generaciones futuras puedan saborear su exquisito cuerpo. Sus resultados sobre el aguacate y su preservación son bastante optimistas para con la conversación del fruto.

El método empleado se conoce como «criopreservación». En esencia, consiste en congelar material biológico a una temperatura inferior a los -160º C. Esta es lo suficientemente baja como para preservar la materia celular sin extinguirla.

O’Brien ha sido el primero en criogenizar trozos de aguacate con nitrógeno líquido y revivirlos con éxito. La técnica en sí lleva siendo empleada por la ciencia desde los años setenta en un amplio número de especies vegetales.

El aguacate para siempre

El aguacate posee particularidades genéticas que habían hecho de su criopreservación una tarea compleja. El propio O’Brian ha pasado más de un año experimentando con el fruto. «Se trata de almacenar la diversidad genética del aguacate de tal modo que no se pierda para siempre», explica el emprendedor. El proyecto ha funcionado con dos variedades distintas de aguacate, reed y velvick.

La criogenización permite preservar sus particularidades genéticas, en caso de que una epidemia o un cambio drástico en las condiciones ambientales arrasara con sus cultivos. Son amenazas que el aguacate comparte con otros cultivos como el café, el chocolate o el plátano.

Puedes leer: Así será la gala del Miss Venezuela 2020 (+detalles)

La ciencia ha abordado este problema mediante bancos de semillas. Sin embargo, los bancos de semilla no son todo lo efectivos que desearíamos. Gran parte de las semillas son demasiado sensibles a la desecación, lo que hace inviable su almacenaje a largo plazo.

Al menos el 36% de especies vegetales en peligro crítico de extinción requieren de otras alternativas. Además del 33% de los árboles y el 10% de las plantas medicinales. Ahí es donde el aguacate puede ser salvado por la criogenización. Un fruto muy preciado las generaciones actuales y al mismo tiempo tan en peligro por nuestra propia obsesión.