De muñeco vudú tienen a Bill Gates los conspiranoicos

x

Bill Gates, el magnate y cofundador de Microsoft, de un tiempo a esta parte es el nuevo muñeco vudú de los grupos conspiranoicos.

El multimillonario se mantiene en el escenario internacional para bien o para mal. Algunos lo tildan de profético, pero otros lo señalan de estar detrás de la pandemia.

En el año 2015 el acaudalado hombre acudió a una conferencia en Vancouver, Canadá donde pronunció unas preocupantes advertencias. El coloquio grabado y colgado en YouTube ahora tiene 64 millones de visitas gracias a una campaña de los conspiranoicos.

Puedes leer: Teorías de conspiración del SIDA: Desde castigo de Dios hasta artefacto…

«Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, es probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra». Los pronósticos del estadounidense se materializaron cuatro años más tarde, magnate Ahora y a la luz del coronavirus que azota al mundo las palabras de Gates adquirieron gran repercusión mediática.

El chivo expiatorio

Centenares de acusaciones lo señalan de estar detrás de la pandemia. Como chivo expiatorio le cargan a su cuenta los esfuerzos por despoblar el planeta. Los conspiranoicos apuntan que Bill Gates lidera una campaña mundial para hacer que las vacunas sean obligatorias.

Incluso al sospechoso habitual ahora lo culpan de pretender implantar microchips en las personas. «Es una especie de muñeco vudú al que algunas comunidades están pinchando con sus propias conspiraciones. Y no es sorprendente que se haya convertido en el muñeco vudú, porque siempre ha sido la cara de la salud pública». Así lo sintetiza Rory Smith, analista de la página de verificación de datos First Draft News.

Según The New York Times a Bill Gates lo mencionaron en las redes sociales entre febrero y marzo 1.2 millones de veces. Además en las diferentes plataformas los conspiranoicos  lanzan extravagantes acusaciones contra Bill Gates.

Al muñeco vudú también le imputan de ensayar vacunas con niños pobres en India y África. Según las teorías esas pruebas han provocado las muertes de millones de infantes. Además le endosan una vacuna contra el tétanos en Kenia que en realidad provoca abortos.

Asimismo un video en la página de Facebook de The New American Magazine lo vinculan con el partido comunista de China. Las imágenes las han compartido 6.500 veces. A su filantrópica fundación que dirige junto a su esposa también la señalan de estar detrás de la masiva despoblación.

Conspiranoicos a la carga

Frente a esa maraña de imputaciones que enfrenta Bill Gates, Joseph Uscinski,  catedrático y autor de libros sobre conspiranoicos es tajante: simplemente porque es rico y famoso.

El experto considera que tales en esencia son las mismas, sólo que con el tiempo cambian los nombres. «Las teorías de conspiración tratan de acusar a personas poderosas de hacer cosas terribles», dice a la BBC. «Las teorías son básicamente las mismas, solo cambian los nombres». Antes eran los Rockefeller,  George Soros y los hermanos Koch.

Puedes leer: Nueva Zelanda se declara libre de coronavirus 

Frente a esa avalancha de teorías, ahora Bill Gates teme que cuando exista una vacuna contra el coronavirus la gente se rehúse a ponérsela. Muchas personas caen en la trampa y ponen en riesgo su salud y las de sus familias.