Embarazadas con anemia corren el riesgo de tener un hijo con autismo

Según un estudio, las mujeres embarazadas que contraen anemia tienen más probabilidades de tener hijos con autismo.

embarazadas anemia - noticias ahora
Foto: Referencial

Además, la afección, común en las futuras madres, también está relacionada con tasas más altas de TDAH; –Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad– y discapacidades intelectuales en los niños.

Del mismo modo, los investigadores observaron a casi 300,000 madres de más de 500,000 niños nacidos en Suecia, entre 1987 y 2010. Pero los científicos descubrieron que las posibilidades no eran mayores en las madres que recibieron un diagnóstico de anemia más adelante en su embarazo, después de 30 semanas.

Los científicos aseguraron que el hierro puede jugar un papel importante en el desarrollo del cerebro del feto, particularmente en una «ventana crítica» antes de las 30 semanas.

De acuerdo con las evaluaciones, hasta el 20% de las mujeres embarazadas en todo el mundo sufren de anemia. A Casi el 6% de las madres en el estudio las diagnosticaron con la afección; menos del 1% en las primeras 31 semanas de embarazo.

En el mismo sentido, los investigadores, del Instituto Karolinska, tomaron en cuenta otros factores que se cree que afectan el riesgo de anemia, incluida la edad materna.

Los resultados arrojaron que las madres con anemia temprana tienen un 44% más de probabilidades de tener hijos autistas en comparación con madres no anémicas. Asimismo, mostraron que el riesgo de TDAH es un 37% mayor y el riesgo de discapacidad intelectual era un 120% mayor.

La anemia diagnosticada después de la semana 30 de embarazo no tiene ningún riesgo, escribieron los investigadores en la revista JAMA Psychiatry.

La investigadora principal, la Dra. Renee Gardner, dijo: «Un diagnóstico de anemia a principios del embarazo podría representar una deficiencia nutricional más severa y duradera para el feto».

El Dr. James Findon, profesor de psicología en el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia; del King’s College London, dijo: «Este estudio respalda el trabajo previo que sugiere un vínculo entre la deficiencia de hierro materna y el autismo (…) Sabemos que el hierro es muy importante en el desarrollo del cerebro y que la deficiencia de hierro durante el embarazo se asocia con peores resultados de desarrollo».

Finalmente, la orientación actual del Reino Unido dice que los suplementos de hierro solo deben considerarse si los análisis de sangre en el embarazo muestran que la madre está anémica, pero los autores creen que los hallazgos subrayan la importancia de evaluar a las mujeres para medir sus niveles de hierro a fin de prevenir la anemia.

También puedes leer: ¡Innovación! Consiente a tu mascota con este perfume casero


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Telegram  y mantente siempre informado”