La NASA proyecta hacer ladrillos de hongos

37
ladrillos de hongo - Noticias-Ahora
Compartir

Hacer ladrillos de hongos pudiera convertirse, según investigadores de la NASA, en la solución para nuestros problemas de construcción. El hormigón se ha impuesto como material de construcción en la civilización moderna, aunque la madera sigue resistiendo. Pero en ambos casos supone un gasto importante de recursos para obtener los materiales. Además, con el tiempo los agentes externos como el clima pueden degradar los materiales. ¿La solución? Hongos.

El proyecto de la NASA que intenta hacer ladrillos de hongos, se fundamenta en la elaboración de estructuras creadas a partir de micelio, un interesante sistema utilizado por los hongos para dar forma a su organismo. Un artículo de Xataka detalla el plan.

Puedes leer: Asesinan a un Almirante durante una supuesta compra de vehículo 

Ya en 2018 vimos una primera aproximación descubriendo el primer hongo capaz de cumplir con los requisitos para esto. Las cosas han avanzado y ahora se han mostrado unos primeros resultados de ladrillos hechos mediante biología sintética. Su composición es micelio, astillas de madera y otros residuos.

Ladrillos de hongos: el proceso

¿Cómo es posible hacer sólidos ladrillos de hongos? La micelio tiene la propiedad de generar la estructura que da forma al organismo final del hongo. Además de cambiar su forma es posible cambiar también el tipo de estructura que se genera para que sea más resistente o más ligera. En otras palabras, es posible crecer hongos que tengan las cualidades de una esponja o las cualidades de una madera por ejemplo.

Hay un potencial interesante en esta idea y la NASA lo está explorando. crear habitáculos con ladrillos de hongo en el espacio. ¿Por qué usarlos en el espacio? Porque es mucho más fácil conseguir estos materiales ahí que llevarse por ejemplo hormigón desde la Tierra.

Crear bases estables en la Luna o en Marte pasa por conseguir materiales in-situ. SpaceX tiene esa idea para la colonización de Marte y la NASA también ha planteado interesantes ideas al respecto.

Hongos en la luna

Con estos hongos habría que conseguir cultivarlos en las condiciones de la Luna o de Marte, es algo que en principio ya se puede hacer. El hongo crece y se alimenta gracias a cianobacterias. Estas son bacterias capaces de utilizar la energía del sol y el agua para transformar el dióxido de carbono en oxígeno y aportar nutrientes a los hongos.

Por lo tanto, sólo habría que ofrecerle agua al cultivo de hongos. Una vez crece lo suficiente el cultivo se frena su desarrollo horneándolo para matar al organismo y solidificarlo más. Con esto también se evita que se pueda contaminar el medio en el que se encuentra. Agregan que este material puede llegar a ser más resistente que el hormigón actual.

El proyecto que está llevando a cabo la NASA mata al organismo con un horneado una vez obtenida la forma deseada. Además de ofrecer la forma definitiva que se busca, el horneado previene que el organismo se siga reproduciendo y contamine entornos tan desconocidos como Marte o la Luna. Sin embargo, otra investigación sugiere que se podrían mantener vivos estos organismos en un estado de hibernación.

Siguen creciendo

De este modo el hongo que ha generado la estructura puede seguir desarrollándose en caso de ser necesario. Por ejemplo si la estructura se agrieta o recibe un golpe. Alimentándola con agua de nuevo se podría reparar en aquellas zonas donde se ha quebrado. Para evitar que siga creciendo cuando no se desea y para protegerla de factores externos simplemente habría que aplicarle un barniz especial, como llevamos haciendo con la madera durante cientos de años.

Puedes leer: Vacunas exprés: La ruleta rusa para enfrentar la pandemia

Por los momentos, el proyecto de crear ladrillos de hongos continúa en fase experimental. Sin embargo, debido a las ventajas que podría generar su materialización, se espera disponer de este tipo de tecnología en un tiempo no muy lejano.