Las aplicaciones chinas tienen los días contados en Occidente

x

Las exitosas aplicaciones chinas que disponen de millones de usuarios entraron en una fase de declive en el mundo occidental que amenaza con borrarlas del mapa.

Hace algunas semanas el  Gobierno de India anunció  el bloqueo de 59 aplicaciones de origen chino. Todas muy utilizadas en ese país y conocidas como TikTok, WeChat, Xender o Xiaomi Mi Video Call.

Dicho bloqueo impedirá el uso de las aplicaciones chinas por parte de los ciudadanos indios. Las autoridades alegan que las mismas son perjudiciales para la soberanía e integridad de la India, seguridad del estado y el orden público.

Puedes leer: ¡De emergencia! Operaron a Simon Cowell, juez de America’s  Got Talent

El Gobierno asegura que las aplicaciones roban y transmiten los datos de usuario a servidores fuera de las fronteras indias. En concreto sacaron de circulación 59 aplicaciones. Con anterioridad Google Play Store bloqueó aplicaciones asiáticas. Quedaron fuera de la tienda las app chinas.

De la misma manera la administración de Donald Trump puso  en marcha un plan para restringir el alcance de las aplicaciones chinas. Primero se pretendió forzar la venta o el cierre de TikTok.

Aplicaciones chinas contra la pared

El secretario de Estado Michael Pompeo instó a las empresas estadounidenses a prohibir algunas aplicaciones de origen chino. “No son seguras como TikTok y WeChat.  Son una amenaza significativa para los datos personales de los ciudadanos. Y son “herramientas potenciales para la censura y la propaganda del Partido Comunista Chino”, señaló el funcionario.

Para Estados Unidos las aplicaciones chinas son una amenaza para la seguridad nacional. El plan estadounidense denominado Red limpia, va mucho más allá. El Gobierno de EE UU también pide a las empresas que se nieguen a poner sus aplicaciones a disposición de los teléfonos fabricados por Huawei y otros fabricantes chinos “no confiables”.

Además solicitan poner fin al uso de proveedores de nube chinos como Alibaba o Tencent para datos estadounidenses confidenciales.

Puedes leer: Dimitió el Gobierno de Líbano entre protestas tras tragedia en Beirut

Los departamentos de Estado, Comercio y Defensa intentan  limitar la capacidad de los proveedores de servicios en la nube chinos para recopilar, almacenar y procesar datos en EE UU.

Otros países occidentales valoran la posibilidad de cerrarle las puertas a las aplicaciones chinas.