Niños menores de cinco años podrían volverse propagadores del Covid-19

x

De acuerdo a un estudio publicado por la revista médica JAMA Pediatrics, los niños menores de cinco años pueden tener hasta 100 veces más carga viral del Covid-19 en sus fosas nasales, a diferencia de otros niños de mayor edad y adultos.

Foto: Referencial

Investigadores del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie (Chicago, Estados Unidos), realizó pruebas para la detección de ácido nucleico del coronavirus en 145 pacientes que presentaban síntomas de leves a moderados del nuevo coronavirus.

Estos se dividieron en tres grupos: niños de menos de 5 años, menores de entre 5 y 17 años y adultos de 18 a 65 años.

Los especialistas encontraron que los infantes más pequeños del grupo de estudio tenían niveles mucho más altos de material genético del virus en la nariz. Incluso, la concentración del Sars-CoV-2 resultaba entre 10 y 100 veces más elevada respecto al resto de personas.

«Potenciales» transmisores de la enfermedad

El autor principal del estudio, Taylor Heald-Sargent, y su equipo sugieren en base a los resultados del informe que los niños pequeños podrían convertirse en «potenciales» transmisores de la enfermedad entre la población general.

Agregó que ya se conocía que los infantes impulsan la propagación de otras enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

«Nuestro estudio se limita a la detección de ácido nucleico viral, en lugar del virus infeccioso, aunque estudios pediátricos de SARS-CoV-2 mostraron una correlación entre los niveles más altos de ácido nucleico y la capacidad de cultivar virus infecciosos», explicaron los autores. No obstante, aclararon que se debe investigar más sobre el papel que puedan tener los menores como focos de contagio.

«El estudio no se diseñó para demostrar que los niños más pequeños propagan el covid-19 tanto como los adultos, pero existe una posibilidad», precisó Heald-Sargent.

Medidas ante apertura de escuelas

Los especialistas consideran que resulta importante para los sistemas de salud pública comprender cómo actúa el coronavirus en los infantes a medida que se buscan reabrir las escuelas y las guarderías en EE.UU.

Una de las preocupaciones resultan los hábitos de comportamiento de los más pequeños, que tienden a ser muy activos; además de que las habitaciones cerradas en los centros educativos pueden contribuir a la propagación del patógeno.

«Además de las implicaciones para la salud pública, esta población resultará importante para darle prioridad en los esfuerzos de inmunización a medida que las vacunas contra el SARS-CoV-2 estén disponibles», concluyen los investigadores.

También puedes leer: Hombre acabó con la vida de su esposa, hijos y perro antes de suicidarse


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado”