¿Qué es el “doomscrolling” y cómo puedes evitar esta adicción tecnológica?

31
pasarela de pagos en linea

 El doomscrolling se perfila como una consecuencia de nuestra interacción excesiva al contenido online. Ha sido un desarrollo tan veloz que no entendemos como pasamos de aquel clásico regaño “nunca te veo con un libro en la mano” a estar pegados a una pantalla. ¿Cómo nos convertimos en “doomscrollers”? ¿En qué consiste esta adicción tecnológica?

Doomscrolling no tiene traducción al español. Para descifrar su significado tenemos que recurrir a una oración entera. Estar sujeto a la pantalla de tu teléfono leyendo noticias deprimentes por horas, absorto del mundo a tu alrededor. Eso es doomscrolling. Un mal hechizo.

El doomscrolling nos condena

Esta necesidad de consumir una gran cantidad de contenidos durante la mayor parte del día se puede tornar perjudicial. Así sucede cuando la mayoría de la información que circula son malas noticias.

Puedes leer: Explosión en una gasolinera de Cartagena dejó varios heridos

La expresión se ha extendido más desde que se incluyó en un artículo de “Los Angeles Times” sobre nuevos términos que nacen en tiempos de pandemia.

Estar informados nos hace sentir seguros, nos da las herramientas para saber cómo navegar una crisis. Pero el exceso de información sobre una situación negativa puede tener efectos psicológicos adversos, sostiene Graham Davey profesor de Psicología en la Universidad de Sussex.

Davey explica que las noticias actualmente se vuelven cada vez más visuales e impresionantes. Además su carácter es más inmediato gracias los teléfonos celulares y las tabletas. Estar expuestos constantemente a este tipo de noticias puede ser una experiencia muy intensa. El doomscrolling puede causar estrés, problemas para dormir, humor voluble, comportamiento agresivo y depresión.

Hábitos para disminuir el doomscrolling

Iniciar y mantener conversación en redes en vez de solo consumir contenido puede ser de ayuda para reducir el estrés producido por las noticias negativas. Un estudio mostró que los usuarios que pasan más tiempo solamente leyendo y consumiendo contenido en forma pasiva sin iniciar conversación, desarrollan más estrés que las personas que son más proactivas al momento de consumir contenido.

Otra medida para atenuar el doomscrolling puede ser diversificar las aplicaciones y curar la calidad del contenido que se consume. Igualmente debemos tener conciencia del tiempo que pasamos en línea y las actividades que realizamos. La idea es monitorear el tiempo que pasamos en aplicaciones con contenido informativo.

Puedes leer: En Táchira aplicarán estas medidas forenses y funerarias por Covid-19

La prioridad de mantenernos informados es innegable. Pero la conservación de nuestra capacidad de pensamiento crítico y la estabilidad mental son prioridades que debemos atender. Mantener hábitos de consumos de noticias más saludables, es sin duda, un buen primer paso.