Trump decretó estado de emergencia ante tormenta tropical Barry

Tras la amenaza de la tormenta tropical Barry sobre Nueva Orleans, el Presidente de Estados Unidos (EE.UU.) Donald Trump decreto estado de emergencia sobre la ciudad de Luisiana. Se espera que este viernes caigan fuertes precipitaciones y se mantiene vivo daño del huracán Katrina en 2005.

tormenta tropical Barry
Foto: Panorama

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), la tormenta llegará a la categoría de huracán el viernes por la noche o el sábado a primera hora, justo antes de que alcance la costa de Luisiana.

Además informó que los vientos aumentos a 80 kilómetros por hora, el cual prevé «inundaciones potencialmente mortales» en las áreas costeras y cercanas a los ríos.

«Va a ser un episodio de lluvia extrema» que afectará a gran parte de Luisiana, advirtió el gobernador del estado sureño, John Bel Edwards, quien obtuvo la declaración de emergencia de parte de Trump.

La medida permitirá a las agencias federales participar en las tareas de emergencia. En ese sentido, el presidente norteamericano instó a los residentes de las áreas afectadas a seguir las pautas de las autoridades federales y locales. «Por favor, estén preparados, tengan cuidado», escribió en su cuenta de Twitter

Por su parte, la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, advirtió a los residentes de la ciudad que «revisaran sus planes y kits de suministro y que estuvieran alerta de los últimos pronósticos. Por favor estén preparados, sean cuidadosos y manténganse a SALVO», publicó también en la citada red social.

Posible desembocadura del Rio Misisipi

El jueves a las 21:00 GMT, el ojo de la tormenta se situaba a 145 kilómetros al sureste de la desembocadura del Misisipi. Además de las inundaciones, la región se enfrenta a la posibilidad de que el río supere los diques. El nivel del río se encontraba a 4,9 metros en Nueva Orleans, a 30 centímetros de una hipotética inundación.

El miércoles, funcionarios anunciaron que 118 bombas colocadas por toda la localidad operaban en su «máxima capacidad». Se espera que Barry empuje olas desde el Golfo de entre 60 y 120 centímetros. Las aguas del Misisipi superarían los seis metros de barrera que protegen la ciudad de 400.000 habitantes.

En 2005, el huracán Katrina, el más letal y costoso de EE.UU., inundó el 80% de la ciudad estadounidense. Asimismo, golpeó otras partes del estado de Luisiana así como a Misisipi y Alabama. El desastre natural causó la muerte de 1.800 personas, así como daños por más de 150.000 millones de dólares.

De convertirse en huracán, como se prevé, se convertirá en el primero de la temporada en el Atlántico.

También puedes leer: Donald Trump aseguró tener «cinco estrategias diferentes” sobre Venezuela


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Telegram  y mantente siempre informado”