Venezuela no será invitada a la posesión presidencial de Brasil

89
Brasil
Foto: Referencial
Compartir

El pasado domingo, el futuro canciller, embajador Ernesto Araújo, informó en su cuenta en Twitter que Brasil no invitará a Venezuela a la posesión, lo que fue confirmado luego por el propio Bolsonaro, al hablar rápidamente con la prensa en Río de Janeiro

Brasil
Foto: Referencial

«Él (Maduro) seguramente no va a recibir (la invitación). Ni él, ni el dictador que sustituyó a Fidel Castro … Fidel Castro, no, Raúl Castro», refiriéndose a Miguel Díaz-Canel, actual presidente cubano.

En realidad, Maduro y Díaz-Canel llegaron a ser invitados, como confirmó el propio Ministerio de Relaciones Exteriores, en nota.

Sobre las invitaciones, inicialmente el Itamaraty recibió del gobierno electo la recomendación de que todos los jefes de Estado y de Gobierno de los países con los que mantenemos relaciones diplomáticas deberían ser invitados y así fue providenciado.

«En un segundo momento, se recibió la recomendación de que Cuba y Venezuela ya no deberían figurar en la lista, lo que exigió una nueva comunicación a esos dos gobiernos», informó Itamaraty.

El lunes, la cancillería venezolana publicó en su cuenta en Twitter una copia de la nota verbal en que el gobierno fue invitado a la toma de posesión y la respuesta en que niega la invitación.

«A este respecto, se informa al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federativa del Brasil que el gobierno socialista, revolucionario y libre de Venezuela no asistiría jamás a la posesión de un presidente que es la expresión de la intolerancia, del fascismo y de la entrega a intereses contrarios a la integración latinoamericana y caribeña «, indicó la nota venezolana encaminada a Itamaraty.

El gobierno cubano ignoró la polémica

De acuerdo con informaciones obtenidas por Reuters, el presidente electo, tras conversación con Ernesto Araújo, había decidido no invitar a los dos países, a quienes ha criticado desde la campaña.

La posición de Bolsonaro habría cambiado, según fuentes, después de una reunión sobre el ceremonial de posesión en que Uchôa habría recomendado que todos los países con quienes Brasil tiene relaciones diplomáticas fueran invitados, como es de costumbre, porque difícilmente Cuba y Venezuela aceptar.

El presidente electo cuestionó entonces qué hacer si por casualidad Nicolás Maduro o Díaz-Canel resolvieran aparecer, incluso contra todas las evidencias. El embajador sugirió entonces que Bolsónaro, a la hora de los saludos, recordara las dificultades de relación entre los dos países por el incumplimiento de normas internacionales de democracia y derechos humanos. Bolsonaro le habría gustado la «tapa con guante de película»

Con información de Panorama



“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en nuestra cuenta de Twitter https://twitter.com/noticias_ahora_  y mantente siempre informado”