Walkcar: El vehículo japonés más pequeño del mundo

x

Frente a la pandemia y la falta de transporte público salió al mercado Walkar, un extraordinario vehículo japonés considerado como el más pequeño del mundo.

Es algo extraño porque se parece a una laptop con ruedas, algo similar a un juguete, pero costoso.  El invento surge ante la necesidad de movilidad y mantener el distanciamiento social provocado por el coronavirus.

Puedes leer: ¡Atentos! Corpoelec suspenderá el servicio eléctrico en estas zonas de Carabobo

Antes existían monopatines y bicicletas en el mercado, pero con este ingenioso vehículo todo cambió. Se controla sin volante, sólo con el peso del cuerpo.

La propuesta japonesa bautizada como Walcar es un compacto auto eléctrico similar a Tablet que cabe en un morral.  El diminuto auto eléctrico fabricado por Cocoa Motors está equipado con cuatro pequeñas ruedas.

Además dispone de un peso aproximado de 2,9 kilos y su estructura está diseñada con materiales ultralivianos y resistentes.  Sus creadores aseguran que cuenta con prestaciones similares a la fibra de carbono y a las aleaciones de aluminio japonés. Su altura es de 74 milímetros.

El vehículo japonés puede subir pendientes de hasta diez grados. El compacto invento está equipado con un fuerte motor y además puede desarrollar una velocidad de hasta 16 kilómetros por hora. Respecto a su autonomía sus creadores aseguran que es de siete kilómetros.

Vehículo japonés sin control remoto

A diferencia de otros monopatines, Walkar permite controlar sus funciones de aceleración, desaceleración y dirección. Todo ello gracias al  movimiento del cuerpo respecto al centro de gravedad. A su vez, una vez que se desciende del Walkcar, el vehículo se detiene de forma inmediata. De esa manera no hay peligro que el pequeño auto siga su marcha.

Puedes leer: Nuevo análisis de sangre permitiría diagnosticar eficazmente el alzheimer

Sin embargo, los gorditos tendrán que rebajar para conducir un carro de este tipo. El nuevo vehículo japonés tiene una capacidad máxima de carga de 80 kilos. Tampoco son económicos. En el mercado japonés se consiguen por unos 1882 dólares.

Se trata de una alternativa para moverse por la ciudad. Ya sea para ir más rápido o para facilitarle un poco las cosas a gente mayor que pueda tener más dificultades para ir de un lado a otro.