Desarrollan piel electrónica que reacciona al dolor

x

La tecnología biomédica y la robótica se han visto beneficiadas con el desarrollo de una piel electrónica que reacciona al dolor. La creación de un prototipo capaz de reproducir electrónicamente la forma en que la piel humana siente el dolor representa un gran avance para estas tecnologías de avanzada.

El dispositivo puede reaccionar a sensaciones dolorosas con la misma velocidad con la que viajan las señales nerviosas al cerebro. Un artículo publicado en Robotitus examina los alcances del logro alcanzado por un equipo de científicos de la Universidad RMIT.

Puedes leer: ¡Recuperado! Navalny reapareció en redes sociales tras el envenenamiento

Madhu Bhaskaran, investigador principal, se refirió a la frontera que se ha cruzado con el desarrollo de esta piel electrónica. “Ninguna tecnología electrónica ha sido capaz de imitar de manera realista esa sensación de dolor tan humana, hasta ahora. Nuestra piel artificial reacciona instantáneamente cuando la presión, el calor o el frío alcanzan un umbral doloroso”.

De acuerdo al comunicado oficial de la Universidad RMIT, la investigación combina tres tecnologías patentadas por ellos mismos. La primera es la electrónica estirable. Este usa silicona biocompatible para ofrecer dispositivos electrónicos transparentes, irrompibles y portátiles tan finos como una pegatina.

Otro elemento importante en la estructura de la piel electrónica es el recubrimiento reactivo a la temperatura. Por ello desarrollaron un recubrimiento 1.000 veces más fino que un cabello humano a base de un material que se transforma en respuesta al calor.

Sofisticada piel electrónica

Por último, hicieron uso de células electrónicas de memoria. Este tipo de células imita la forma en que el cerebro usa la memoria a largo plazo para recordar y retener información previa. El investigador de doctorado Md Ataur Rahman afirmó que las células de memoria en cada prototipo eran responsables de desencadenar una respuesta en la piel electrónica. Y esto ocurría cuando la presión, el calor o el dolor alcanzaban un umbral establecido.

Puedes leer: Hallan cuerpo sin vida de una niña dentro de un tanque de agua

Básicamente, hemos creado los primeros somatosensores electrónicos. Se trata de sensores que replican las características clave del complejo sistema de neuronas, vías neurales y receptores del cuerpo que impulsan nuestra percepción de los estímulos sensoriales”, explicó Rahman.

El investigador agregó que su nueva piel electrónica puede saber la diferencia entre tocar suavemente un alfiler o incrustártelo en el dedo. Esta es la primera vez que se logra algo parecido, según Rahman.