Sigue estos pasos y conviértete en un soñador lúcido

x

Ser un soñador lúcido puede representar grandes ventajas. Una de las más poéticas la enunció el artista argentino Alejandro Jodorowsky. “Volvernos lúcidos en los sueños para ganar lucidez en este sueño que es la vida”. Pero más allá de las sutilezas artísticas, el dominio consciente de los sueños puede representar un enriquecimiento significativo de la experiencia onírica.

La posibilidad de controlar voluntariamente el curso de nuestros sueños nos abre las puertas a cualquier acción o circuntancia. Podríamos volar, respirar bajo el agua y visitar otros mundos. Practicamente nos convierte en una suerte de semi-dioses de nuestros sueños.

Destrezas del soñador lúcido

Sin embargo, el convertirnos en un soñador lúcido también nos permite su aplicación en asuntos más prácticos. Esta habilidad se puede usar, por ejemplo en el tratamiento de pesadillas recurrentes.

Puedes leer: Venezuela empleará “plasma convaleciente” para pacientes con Covid-19

Algunos artistas aseguran que estimulan su creatividad, algo que también fue demostrado en un estudio de la Universidad de Lincoln, en Reino Unido. Hay incluso atletas profesionales que los usan para practicar destrezas reales. Imaginar esos movimientos ayuda luego a ponerlos en práctica y también puede mejorar la preparación mental antes de eventos importantes.

Para convertirte en soñador lúcido es necesario dominar el arte de estar consciente que estás soñando. Esta tarea no resulta fácil porque tradicionalmente hemos aceptado la inconsciencia de la vida soñada.

Sin embargo, investigaciones científicas permitieron desarrollar tres técnicas relativamente sencillas para lograr tener sueños lúcidos, que han sido comprobadas con éxito.

Tres técnicas sencillas

Prueba de realidad: Durante el día, pregúntate continuamente: «¿Estoy durmiendo?». Busca indicios de que algo parece extraño o está fuera de contexto. Al hacer esto encontrarás que eventualmente también realizarás estas pruebas de realidad mientras duermes. De esta forma, podrás distinguir cuándo estás realmente soñando y pasar a ser un soñador lúcido.

Mantra: Primero debes establecer tu intención antes de acostarte. Recita un mantra antes de ir a dormir, por ejemplo: «La próxima vez que sueñe, recordaré que estoy soñando». Luego, imagina vívidamente cómo sería tomar consciencia durante un sueño.

Puedes leer: Localizan cadáver de mujer dentro de contenedor de basura en Caracas

Sueño interrumpido: Esta técnica implica poner la alarma más temprano de lo habitual. Esto se debe a que los sueños se tornan más frecuentes a medida que progresa la noche. Debes despertarte y luego volverte a dormir, pero no sin antes reiterar tu intención de recordar que estás soñando.

Demás estar decir, que como toda destreza, convertirte en un soñador lúcido requiere práctica y paciencia. Los mundos que se abrirán bien valen la pena.